¿Qué es una landing page y para qué sirve?

Diseño web

Incluso en el mundo de la informática la primera impresión es lo que cuenta, más en el mundo de las páginas web donde solo se tiene una oportunidad para que el usuario haga “clic” con nosotros, por ello vamos a analizar ¿Que es una landing page y para qué sirve?

¿Qué es una landing page y para qué sirve?

Foto de Mikael Blomkvist en Pexels

¿Qué es una landing page?

El mundo digital se mueve alrededor de la pauta de la Experiencia de Usuario. Es un concepto bastante simple. Si una persona disfruta la experiencia al navegar por nuestro contenido o al realizar un requerimiento, estará dispuesto a hacerlo en el futuro y a recomendar nuestra página.

Pensando en satisfacer esta necesidad en el mundo de las webs personalizadas para las empresas, nace este recurso para amenizar el contenido disponible para los posibles clientes y mejorar las probabilidades de crear un vínculo con los visitantes del portal en internet. 

Entonces en resumen ¿Que es una landing page y para qué sirve? Es una página web destinada a crear un vínculo con el usuario usando como base  el «Call to action» (llamada a la acción) de manera que la persona que está visitando esta dirección URL se sienta atraído al contenido.

Esta llamada a la acción son un conjunto de elementos visuales que incitan a realizar una acción subsiguiente (denominada conversión) que pueden ser: Acceder a otro contenido por medio de hipervínculos a otras webs específicas, rellenar formularios que serán recibidos en una base de datos CRM o cualquier otra interacción que la empresa está buscando con el mismo.

Gracias a la relevancia de estas interacciones, lo común es que estas landing page sean una manera de medir el grado de conversión u obtener información de quienes visitan la página desde el primer momento.

¿Para qué sirven los diversos tipos de landing Page?

Cada empresa tendrá su propio esquema de cómo aprovechar las conversiones de sus posibles clientes. No tiene que ser el mismo patrón de comportamiento para una empresa de televisores que el de una web de apuestas en línea. Es decir, estas páginas destino deben enfocarse a un público o acción en específico, 

Por tal motivo, existen diversas clases de páginas de destino. Cada una tendrá un mayor potencial dependiendo de las estrategias de marketing y ventas que tenga propuesta la organización. Puede ser el aumento de suscriptores, descargas de documentos de contenido de valor o incluso compras mediante la página web.

Entonces llegó el momento de definir para qué sirve cada landing Page según los diversos tipos descritos a continuación:

Puede que te interese leer también nuestra entrada sobre…

La importancia del diseño web

 

Landing Page principal

Es la landing Page que se encuentra disponible desde la página de inicio de la organización. Es una página resumen que destaca propuestas de todos los productos y servicios que van rotando de manera dinámica y que usualmente presenta de manera minimalista la información, incluyendo secciones de “contacta con nosotros” o formularios.

Es posible adaptar el diseño para que se pueda realizar una pequeña introducción a la marca. También es útil incluir los formularios como una ventana emergente o flotante a medida que se recorre el contenido (buscando recomendar redes sociales u otros servicios de mensajería).

Landing Page específicas

Son interfaces diseñadas para un producto en específico. Son creadas con vínculos de fácil acceso que “saltan” el paso por páginas de filtros, sino que ofrecen directamente la información precisa de un producto o servicio para concretar rápidamente la venta, Mientras más rápido se pueda concretar la transacción, los clientes estarán más dispuestos a hacerla. 

Landing Page que sirven para el lanzamiento de producto

Se trata de páginas de destino muy vistosas, cuya función es atraer visualmente al usuario para que se sienta interesado por la propuesta de valor de un nuevo producto o servicio. Necesitan enfocarse específicamente en el proyecto a ser lanzado al mercado, por lo que no deben tener elementos distractores como enlaces a webs externas.

Landing Page de Formularios

Son uno de los tipos más comunes de páginas de destino ya que disponen de un alto potencial para la captación de datos sobre los visitantes de la página. Son una de las principales maneras de medir la conversión del contenido y adicionalmente, la información que suministran las personas será almacenada por sistemas automáticos que creen listas de correo electrónico que sirvan de herramientas de conversión posteriores.

Una de las mejores estrategias para lograr que se llene los formularios es la de entregar contenido de valor como eBooks, infografías con contenido novedoso, listas de chequeo para perfeccionar o mejorar una actividad cotidiana del oficio o curso que se ofrece. La lista de posibilidades puede seguir infinitamente. Dependerá de cada empresa y su equipo de marketing decidir cuál es el contenido de valor que tiene para ofrecer a su cliente potencial.

Landing Page vinculadas a Facebook

Si el fuerte de la captación de personas de la empresa se encuentra en Facebook u otra red social, una de las mejores opciones es potenciar estos perfiles haciendo llamadas de atención. Una acción que puede vincularse de manera recíproca.

Para lograr esto, simplemente se debe incluir enlaces a las páginas de tu sitio web que tengan los otros tipos de landing page a través de las publicaciones que se vayan realizando. Y de manera análoga, enlazar algunas de las interfaces de tú página web para que se suscriban a tu feed de redes sociales. 

Landing click-through

Son páginas de enlace directo, Son pequeñas ventajas que llevan la opción de compra o de comenzar periodo de prueba directamente al usuario sin que este deba recorrer por todo el portal para encontrar el mismo contenido.

Se debe tener cuidado con parecer muy insistente, pero tampoco deben sobrecargarse en exceso, ya que si se colocan elementos distractores el usuario puede escapar de la oferta que se busca hacerle.

Descubrir qué es una landing page y para qué sirve cada una de las clases de estos portales es una de las maneras más óptimas de potenciar el impacto de la presencia en internet de la empresa y propulsar las ventas a corto o mediano plazo. Esta serie de herramientas están diseñadas para mejorar cómo las personas interactúan con nuestro contenido y mientras más ameno sea este intercambio, mayor provecho obtendrán ambas partes.

Hosting compartido

El hosting compartido es el más común que se encuentra en la web ofreciendo una buena relación calidad/precio en comparación con las que son gratis o las exclusivas. Cuando se está comenzando a trabajar con este tipo de servicios, los compartidos funcionan bastante bien.

La desventaja que pueden tener es que por ser compartidos, todos los recursos del hosting el servicio se puede ver afectado en cierto momento, pero es un caso bastante improbable.

En este tipo de hosting se recomienda verificar la reputación de los proveedores del servicio.

Servidores VPS

Los servidores privados virtuales o VPS son más exclusivos que los compartidos, por lo que ofrecen un gran espacio y seguridad para medianas empresas cuyas web sean prominentes.

A medida que la página web crezca, tenga más visitas, requiera añadir más contenido, servicios en línea, ventas, membrecías, y demás, se debe escoger un hosting del tipo VPS.

Lo único desventajoso es que este tipo de hosting es más costoso que los compartidos. Sin embargo, si la empresa necesita mucho espacio de almacenamiento, una carga con mayor velocidad y un servicio aún más eficiente, entonces es tiempo de cambiar a un servicio de hosting VPS.

Hosting dedicado

Como el nombre lo dice, este tipo de hosting solo está disponible para la web que lo ha contratado. El costo es elevado, pero las prestaciones son las mejores. Esto se aplica sobre todo para empresas grandes que tienen una necesidad de almacenamiento enorme.

En caso de tener conocimientos técnicos avanzados, se puede manejar este tipo de hosting personalmente, si no se debe contratar el servicio completo. Lo utilizan las páginas que tienen los mejores posicionamientos en los buscadores.

Características de un buen hosting

Lo que debe tener un buen hosting es cargar de manera rápida, que sea confiable, ofrezca espacios seguros y que el soporte técnico que tenga sea bueno.

Interfaz sencilla

Cuando el panel de control del hosting es algo que se entiende sin mucho tecnicismo, presentan soporte en línea, elegante y muy útil para el usuario, estamos frente a un buen servicio de hosting.

Soporte

Esto es indispensable cuando se va a solicitar cualquier servicio. Al momento de presentarse una falla, problemas al cargar la página, pérdida de información o alguna duda se va a necesitar del soporte técnico. La velocidad de respuesta debe ser la mínima para poder mantener las páginas web arriba el mayor tiempo posible.

Tiempo de carga

Es necesario que un buen hosting ofrezca un tiempo rápido de carga, pero que sea constante y no solo promocional. Hay dos tipos de tecnología de almacenamiento en el mundo hosting, SSD y HDD.

La SSD es muy rápida, permite que el acceso a la página web sea desplegado de forma simultánea y hay más accesibilidad a la web. La desventaja es el alto costo que tiene.

Mientras que la HDD es más económica, simple y accesible, pero la velocidad es menor y la estabilidad no es mucho mejor. 

También te puede interesar…

¿Qué son las palabras clave?

Uno de los errores más comunes y letales en los que pueden caer los emprendedores digitales al momento de comenzar a crear su marca es la de usar incorrectamente las palabras clave para su modelo de negocio. Y es una tarea que, aunque parezca sencilla, en muchos casos la falta de experiencia puede retrasar sustancialmente el posicionamiento de tu contenido en la web.

Contacta con nosotros.

13 + 6 =